El Desarrollo Sostenible, desde la mirada del Derecho

Del 15 al 17 de enero, en el auditorio del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) se realizó el II Taller Científico Metodológico. Ciencias Jurídicas, Cultura y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En el encuentro, organizado por el Centro de Derechos y Justicia del IAEN y la Universidad Metropolitana (UMET) participaron docentes y estudiantes de ambas instituciones.

Katalina Barreiro, rectora subrogante del IAEN, destacó la importancia de la convergencia académica entre instituciones de pregrado, como la UMET y de posgrado, como el IAEN. “Esta ha sido una gran oportunidad para tener un espacio de discusión alrededor de las ciencias jurídicas desde perspectivas novedosas que incidan en las condiciones de vida de las personas y, de esa manera, cumplir con la retribución social que la universidad debe tener”.

Durante tres días, y a través de una serie de conferencias dictadas por destacados académicos nacionales, internacionales y representantes del sector público, los participantes recibieron información enmarcada en cinco ejes temáticos:

  1. La inclusividad en la gestión del desarrollo universitario.
  2. Cultura, tradición, identidad y la agenda 2030.
  3. La ciencia jurídica ante las metas de la agenda 2030.
  4. Los procesos de mediación y la cultura de paz como factores de inclusión social.
  5. La formación de profesionales en las ciencias jurídicas.

En el taller se discutieron los procesos de mediación y la cultura de paz como factores de inclusión social así como la formación de profesionales en las ciencias jurídicas.

Este espacio, además, fomentó el debate a partir del análisis de las investigaciones realizadas con miras hacia el desarrollo sustentable en el marco de la agenda 2030.

Carlos Espinosa Cordero, rector de la UMET, exhortó a los participantes a continuar en el camino del conocimiento “siempre en el marco del derecho y del respeto a la conciencia social. En sus manos está crear una sociedad sostenible, unas normativas viables, que hagan una sociedad ecuatoriana mucho más abierta, mucho más humana, diversa e inclusiva”.